Nuestros Orígenes

Con una gran visión y misión, la familia Ried Goycoolea y Goycoolea Ried iniciaron la construcción del colegio Santa Cruz de Chicureo el año 1996, junto a un grupo de profesores que soñaban y tenían un proyecto de persona con un espíritu muy diferente: un colegio donde se lograra la excelencia académica un “aprender a aprender”, “aprender a vivir y a ser felices”, “aprender a ser” en un claro sentido de excelencia humana que se expresara desde el crecimiento interior de cada persona.

En 1997 se iniciaron las clases con solo 37 alumnos, en los niveles de Jardín Infantil y Pre Kínder, cursos que fueron creciendo hasta IV medio. Actualmente, contamos con 6 generaciones de egresados, 1.150 alumnos, 540 familias y 180 colaboradores, lo que nos demuestra que lo que en un comienzo partió como solo un sueño de algunos valientes, hoy ya es una realidad.

Una de las mayores fortalezas que ha tenido este Proyecto Educativo es la capacidad de creer en nuestros alumnos(as), en la forma de verlos integral y orgánicamente y así acompañarlos en su proceso educativo, incorporando cada una de sus dimensiones (corporal, socio afectiva, de aprendizaje y religiosa espiritual).

Tras cumplir 20 años de vida, con mucha alegría y orgullo podemos decir que nuestra Pedagogía Cruceña es “una nueva manera de ver y vivir la educación”.

Visión / Nuestro Sueño

Ser un colegio líder y referente para la educación que exigen los nuevos tiempos, alcanzando la excelencia humana y académica, potenciando la autorrealización de cada miembro del colegio, siendo así un real aporte a la sociedad.

Misión / Nuestros Desafíos

Entregar una formación integral a nuestros alumnos, a través de lo que nos identifica como colegio: ser inclusivos, católicos y tener una pedagogía propia basada en el enfoque HighScope y la Pedagogía de los Vínculos. Buscamos contar con una comunidad altamente comprometida y preparada, capaz de aplicar y hacer realidad nuestro proyecto educativo.